martes, 1 de enero de 2008

SEÑOR, AYÚDAME A CUIDAR MI MENTE...



Señor, ayúdame a cuidar mi mente...
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio


Meditación Diaria
por Richard M. Publiese

PENSAMIENTOS

PROVERBIOS 23:7 No comas pan con el avaro ni codicies sus manjares, porque cuales son sus pensamientos íntimos, tal es él. «Come y bebe», te dirá, pero su corazón no está contigo. (Reina y Valera)
No te sientes a la mesa de un tacaño, ni codicies sus deliciosos manjares, que son como un pelo en la garganta: él te invita a comer y beber, pero no lo dice en serio. (Dios Habla Hoy)

La manera de pensar de una persona define su éxito o fracaso en la vida, que viva en plenitud o en la desdicha. Alguien ha dicho con razón que la mente se puede transformar en un recipiente de basura, donde el diablo deposite sus mentiras para que las creamos o en uno donde las palabras benditas de Dios renueven nuestra mente. Los problemas mentales abundan en nuestro mundo, los psicólogos cada vez tienen más trabajo y los psicofármacos se venden en cantidades industriales día tras día.

El pasaje de hoy nos dice que debemos cuidar nuestra mente para que alojemos sólo los pensamientos de fe de nuestro Dios. Los pensamientos de Dios están recopilados en su Palabra, la Biblia. En la medida que nosotros leamos, meditamos y estudiamos la Biblia, conoceremos las preciosas y grandísimos promesas que El nos ha dado para utilizar en la vida cotidiana. Esas promesas son para que las tengamos en nuestra mente y corazón, y ellas sean nuestra forma de pensamiento.

Por eso, cuando arrecia la enfermedad podemos rechazar tales pensamientos pensando que tenemos a nuestro lado al Gran Sanador; cuando arrecia la escasez podemos pensar que tenemos la poderosa ayuda del Gran Proveedor, y así sucesivamente con todas las demás promesas seguras y reales que El nos ha dado.

No te dejes atormentar con las mentiras que el diablo ha sembrado en tu mente. Decide en este momento extirpar esos pensamientos de tu mente y coloca en su lugar la promesa adecuada de Dios. ¡Tu vida será transformada y experimentarás verdadera paz mental!
CONFESION DE FE:
TENGO VERDADERA PAZ INTERIOR GRACIAS AL SEÑOR JESUCRISTO
ORACION:
Dame la fuerza de tu Espíritu Santo, oh Dios, para poder rechazar todo pensamiento mentiroso del enemigo y pensar solamente en Tus gloriosas promesas bendecidas. ¡Gracias Señor! En el Nombre de Cristo Jesús. Amén.